Nuestro Blog

Acá encontrarás artículos de interés relacionados con la salud sexual y reproductiva.

¿CÓMO EVITAR EMBARAZOS NO DESEADOS?

¿CÓMO EVITAR EMBARAZOS NO DESEADOS?

Especialista en planificación familiar y salud sexual ofrece las claves sobre los diferentes tipos de métodos anticonceptivos para prevenir embarazos no planeados y evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Debido a que el derecho de las mujeres a decidir sobre su sexualidad y fecundidad libremente se ve limitado por la falta de información y mitos que rodean a los métodos anticonceptivos, entre otras razones, a pesar de haber evolucionado con el tiempo a fin de reducir los  efectos secundarios no deseados, la coordinadora médica de una organización internacional dedicada al cuidado de la salud sexual y reproductiva en México, ha resuelto algunas dudas sobre los métodos anticonceptivos, para que las mujeres tengan más información sobre todas las opciones a las que pueden acceder previniendo así  un embarazo no deseado, y con ello tener relaciones sexuales más placenteras.

Para esta especialista, una forma sencilla de entender su estructura es clasificándolos en dos grandes grupos: los que se utilizan a largo plazo y los que se usan a corto plazo. Además, dentro de todos ellos, los hay de dos tipos: los que contienen hormonas y los que carecen de estas sustancias.

Por un lado, dentro de los anticonceptivos a corto plazo están los preservativos (condones) femeninos y masculinos, siendo los más eficaces para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual además de evitar que se produzca la fecundación. Son de un solo uso.

En este grupo también se encuentran los anticonceptivos orales, es decir las pastillas de toma diaria, el parche anticonceptivo, el anillo vaginal, y las inyecciones de hormonas.

Los anticonceptivos orales deben ser tomados todos los días a la misma hora, a la hora que la usuaria decida y le sea más fácil.

El parche transdérmico es una banda adhesiva que se pega en la piel (abdomen, espalda, glúteo o brazo); la hormona que contiene es absorbida por el cuerpo conforme lo necesita, se aplica por tres semanas consecutivas y se descansa durante la semana de la menstruación.

El anillo vaginal (aro de plástico flexible) ofrece la ventaja de poder ser colocado por las propias usuarias, se utiliza por tres semanas seguidas a partir del primer día de la menstruación y se retira en la cuarta semana para que venga el periodo menstrual.

Las inyecciones hormonales se administran cada mes, o cada dos o tres meses.

La doctora aclaró que el uso de este tipo de métodos no afecta en absoluto a la salud de la mujer ni impiden la menstruación.

Estos métodos tienen un 92 por ciento de efectividad, que se va incrementando hasta un 96 por ciento conforme las mujeres los adaptan a su vida diaria.

Por otro lado, se encuentran los métodos de largo plazo los cuales ofrecen una efectividad de 99 por ciento, y pueden ser utilizados por mucho más tiempo sin que se deban renovar, aunque es importante que sean supervisados periódicamente. Su costo es más alto.

Se trata de: el dispositivo intrauterino o DIU y el implante subdérmico.

Entre los métodos de largo plazo también están aquellos que son identificados como “métodos modernos o de tercera generación”, denominados así porque han incrementado su efectividad y reducido sus efectos secundarios.

El Dispositivo Intrauterino (DIU) es uno de los métodos de planificación familiar más efectivos.

Para aquellas que aún no han sido madres, la ciencia médica creó el DIU “nulípara”, un dispositivo de menor tamaño.

Consiste en un aparato con forma de “T” en el cual se encuentra la hormona progesterona, que se va liberando en el útero hasta por cinco años. Provoca que no crezca el tejido endometrial (detendrá la menstruación).

Este método también es aconsejable para las mujeres que presentan periodos menstruales muy abundantes (que pueden desencadenar desnutrición), y para quienes tienen miomas (tumores benignos).

El implante subdérmico es una pequeña barra de plástico flexible que se inserta bajo la piel (generalmente el brazo), que desprende hormonas conforme el cuerpo las vaya necesitando. Su efectividad dura hasta por tres años y también detiene la menstruación.

Los métodos hormonales buscan alterar el ciclo ovulatorio o menstrual, por tanto, tienen como principal ventaja que mientras se utilizan tienden a aliviar ciertos síntomas como el dolor al menstruar, disminuye la cantidad de sangrado y crean un pseudo ciclo regular. Inclusive algunos alivian los cambios premenstruales.

Para reducir las desventajas, como la irritabilidad o el incremento de peso en algunos casos, se aconseja acudir a clínicas que ofrezcan información sobre el método más adecuado o a cualquier centro de salud público.

Finalmente, recalcó que estos métodos sólo protegen de embarazos no deseados siendo indispensable por tanto, el uso del preservativo durante las relaciones sexuales para prevenir también infecciones de transmisión sexual (ITS).

 

Necesitas una Consulta, llámanos al Tel -Lada sin costo 01 800 831 02 64  y (55) 55 17 45 90

Si te encuentras en el interior del país, tendrás asesoramiento telefónico a cualquier hora del día, y con línea gratuita 01 800 831 02 64

 

 

 

 

Unidades médicas de la mujer
WhatsApp Asesoría gratuita