Nuestro Blog

Acá encontrarás artículos de interés relacionados con la salud sexual y reproductiva.

GRAVEDAD DE LAS ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

GRAVEDAD DE LAS ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

Se calcula una grave ausencia de protección en las relaciones sexuales en la población mexicana. Esta situación acarrea diversos problemas como el contagio de enfermedades/infecciones de transmisión sexual  (ITS/ETS) y embarazos no deseados. Ambas causales afectan severamente la salud de las mujeres.

Durante mucho tiempo, las políticas públicas se han concentrado tan sólo en la erradicación del VIH/SIDA sin hacer hincapié en la prevención del resto de infecciones como la clamidia, gonorrea, sífilis o el virus del papiloma humano (VPH), en las que si bien los varones son los portadores, sus consecuencias son más graves en las mujeres.

En México se estima que la gran mayoría de todas las personas que mantienen relaciones sexuales no usan protección, situación que a la par de aumentar la tasa de embarazos tempranos, también fomenta la incidencia de infecciones de transmisión sexual (ITS), que de no ser detectadas y atendidas a tiempo afectan severamente la salud.

De ahí se deriva la necesidad urgente de informar sobre las ITS más comunes, para detectarlas y atenderlas oportunamente, antes de que deriven en alguna complicación médica más severa o irreversible.

Existen varias clínicas especializadas en salud sexual y reproductiva en México que ofrecen servicios de detección de las enfermedades de transmisión sexual más comunes como la clamidia y la gonorrea.

De estas entidades se ha obtenido algunos datos interesantes, como que más del 30 por ciento de la población tiene clamidia y no lo sabe; de no atenderse de manera oportuna la infección produce infertilidad en las mujeres.

Un elemento problemático para su detección es que esta ITS provocada por una bacteria no genera síntomas fácilmente detectables, ya que produce en las mujeres un tipo de flujo vaginal que no es el común al que todos los días se presenta, pero tampoco varía mucho, por lo que es importante hacerse un chequeo de vez en cuando.

Los síntomas pueden presentarse desde los ocho hasta los 21 días después del contagio.

Las mujeres con síntomas podrían notar los siguientes:

  • secreción vaginal anormal;
  • sensación de ardor al orinar.

Los síntomas en los hombres pueden ser los siguientes:

  • secreción del pene;
  • sensación de ardor al orinar;
  • dolor e inflamación de uno o ambos testículos (aunque esto es menos común).

Generalmente se trata con antibióticos orales, pero de no atenderse a tiempo produce enfermedad pélvica inflamatoria, y en ese caso las mujeres deberán ser hospitalizadas para recibir atención.

Si una mujer embarazada tiene la infección por clamidia, puede transmitírsela a su bebé durante el parto. Esto podría causar una infección en los ojos o neumonía en la recién nacida. Tener la infección por clamidia puede también aumentar la probabilidad de dar a luz de manera prematura.

Otra ITS que puede ser detectada por las mujeres a través del flujo vaginal anormal es la gonorrea, infección que se presenta en un 10 o 20 por ciento de la población. Su presencia arroja datos clínicos más severos, ya que los cambios son más evidentes: el flujo se torna amarillo y más fétido, y llega a generar molestias en las mujeres durante la relación sexual.

Tanto la clamidia como la gonorrea producen a largo plazo inflamación, lo que provoca una debilidad en las defensas del cuello uterino y en caso de exposición a otro tipo de virus, como el del Papiloma Humano (cuya presencia está relacionada en un 90 por ciento al desarrollo de cáncer cérvico uterino), el contagio se dé más rápido.

 Necesitas una Consulta, llámanos al Tel -Lada sin costo 01 800 831 02 64  y (55) 55 17 45 90

Si te encuentras en el interior del país, tendrás asesoramiento telefónico a cualquier hora del día, y con línea gratuita 01 800 831 02 64

Loading...
Facebook Messenger for Wordpress
Unidades médicas de la mujer
WhatsApp Asesoría gratuita