apoyo-interrupcion-del-embarazoSon muchas las razones por las que una mujer opta por la interrupción de embarazo. Ser madre no debe ser una consecuencia de un descuido, de una falla en el método de planificación y mucho menos de una violación.

Ser una buena madre es tener la opción de escoger en qué momento serlo. Sin que interrumpa un plan de vida, bloquee oportunidades de estudio, especialización o empleo, o que pueda convertirla en madre soltera, con toda la implicación social que ello trae como consecuencia.

Ya sea por cualquiera de las razones expuestas anteriormente, un hijo, siendo no deseado, altera de forma radical todo estilo de vida.

Si lamentablemente una chica tiene un embarazo, y ella aún está en estudios secundarios, lo más probable es que termine siendo una madre soltera, sin el respaldo de la familia y a la que le tocará salir de estudiar, para emplearse por menos de un salario mínimo, además de no aplicar a ningún tipo de asenso y se verá encasillada en empleos en donde no podrá realizarse. Para su hijo, habrá parte de las consecuencias.

Al no tener un buen empleo, el hijo se verá limitado a muchas comodidades, incluso de importancia vital, como aseguramiento de su salud, una buena educación y las necesidades básicas que un pequeño debe tener. Una madre responsable, piensa en todas las consecuencias para ella y para su hijo, así que podrá escoger en qué momento puede darle lo mejor de su vida y de su éxito y felicidad a un hijo deseado y buscado.

Así, que tener un hijo no debe ser consecuencia de una casualidad. Debe ser un acto de responsabilidad no solamente en el momento de planificar, sino de estar consciente del hogar, del bienestar que se debe ofrecer, del equilibrio emocional de los padres y que más adelante no se convierta en un motivo de frustración, angustias económicas o de barreras para el progreso de la familia.

No solo es traer hijos al mundo por diferentes razones. Si vas a tener un hijo, que sea motivada por el amor y por la responsabilidad de tener la seguridad de brindarle una vida digna y con las comodidades básicas que todo ser humano merece. El hecho de ser responsable, implica tener los recursos económicos, el tiempo disponible, un hogar establecido y funcional para proporcionarle un hogar digno con todo lo que implica un bienestar físico y moral.

Después de lo anterior, no parece nada responsable el traer un hijo al mundo solo por traerlo, por asumir las consecuencias de un acto descuidado. Si bien ha sido un grave error no manejar adecuadamente la sexualidad, no se le puede sumar aún otro error que malogrará más tu vida con miles de errores encima. No se puede condenar a una vida de limitaciones, frustraciones y rencores, por tener que traer un hijo al mundo sin que lo desees.

Nuestro equipo de apoyo a la decisión de la mujer que desea interrumpir su embarazo, le dará la orientación pertinente para evitar correr nuevos riesgos y la forma cómo puede prevenir este tipo de situaciones. Ya cometiste un grave error, un embarazo no deseado, corrígelo, tienes la opción de una interrupción de embarazo a tiempo. Las Unidades médicas de la Mujer te apoyan.