Todos los mensajes etiquetados Embarazo

Alimentación Durante el Embarazo ¿Qué Puedes Comer y Qué No?

Alimentación Durante el Embarazo ¿Qué Puedes Comer y Qué No?

Una de las dudas que te surge tras la noticia de un embarazo es “¿Debo cambiar mi dieta, debo comer el doble?”. Aquí te contamos cómo es la correcta alimentación en el embarazo, lo que sí y lo que no debes comer, el tipo de dieta recomendada y la importancia de llevarla rigurosamente.

¿Por qué es importante la buena alimentación durante el embarazo?

En cualquier etapa del embarazo la alimentación de la madre debe ser equilibrada y variada para proveer a su cuerpo y al del bebé en desarrollo todos los nutrientes necesarios. Además, hay algunas necesidades nutricionales que cambian de acuerdo al período del embarazo.
Para darte un ejemplo, en los primeros tres meses es necesario contar con las cantidades suficientes de ácido fólico que el bebé necesita para avanzar en su desarrollo cerebral y cardiovascular.
Luego habrá que revisar los resultados de los análisis médicos de la madre para identificar si hay carencias de elementos importantes como el hierro o si existe alguna patología que impida a la madre consumir alimentos con nutrientes necesarios para el embarazo.
Ten en cuenta que la madre debe ingerir todos los grupos de alimentos para reservar los nutrientes que el bebé requiere para crecer en el vientre y desarrollar sus órganos y funciones vitales antes de nacer.
De igual manera, la madre debe alimentarse balanceadamente para que durante el embarazo y luego de este no tenga carencias nutricionales y pueda recuperar el peso ideal y figura más rápidamente.
En caso de tener repulsión o contraindicación con algunos alimentos necesarios para la dieta, el ginecobstetra o especialista podrá recomendarte suplementos u otros alimentos que sean equivalentes, nutricionalmente hablando.

¿Qué se debe comer durante el embarazo?

Ahora te preguntarás, “¿qué es lo que debe comer una mujer embarazada? Es importante resaltar que una mujer embarazada debe comer de todo y sin excesos. Desde las grasas hasta las vitaminas son necesarias para el correcto desarrollo del bebé y estado de salud de la madre.

Más

Depresión Perinatal

Depresión Perinatal

El nacimiento de un bebé es una nueva etapa con cambios en las dinámicas familiares, de pareja y en el propio cuerpo de la mujer. Pareciera que tendría que ser un evento que trae consigo emociones de alegría y regocijo, sin embargo 8 de cada 10 mujeres experimentan sentimientos de tristeza.

¿Qué es la depresión perinatal?

Es importante diferenciar el llamado baby blues y la depresión perinatal, el primero se refiere a sentimientos de tristeza, preocupación, fatiga a partir de la llegada del bebé y tendrán una duración de una o dos semanas sin mayor impacto. Por otro lado, la depresión perinatal es un trastorno del ánimo extremo durante el embarazo y después del parto resultando incapacitante para las madres el cuidado de sí mismas y del recién nacido.

Se encuentra presente en uno de cada siete nacimientos y una característica importante son los sentimientos de vergüenza de la madre por su estado de ánimo, de tal manera que se esfuerza por ocultarlo ya que socialmente se espera que su reacción ante el nacimiento sea de alegría y felicidad ante el que pareciera ser el momento más importante de su vida.

La madre suele sentir dudas sobre su rol, presentando ansiedad, falta de energía y preocupación sobre si tendrá la capacidad de cuidar al bebé e incluso dañarlo.

Características de la depresión perinatal

Sus características son similares a las del trastorno depresivo mayor, con la diferencia de las ideas persistentes sobre el bienestar del bebé y un pobre autoconcepto referente a su rol materno. Como casi toda problemática psicológica, la depresión perinatal no tiene un solo origen, sino que es multifactorial, tiene causas biológicas, psicológicas y sociales.

Estas son algunas de las características:

  • Miedo a estar sola
  • Sentimientos de incapacidad para cuidar al bebé
  • Pensamientos relacionados a lastimarte a ti misma o a tu bebé
  • Sentimientos de culpa
  • Llanto sin aparente razón
  • Inhabilidad para enfrentar las tareas cotidianas
  • Irritabilidad sin aparente causa
  • Cansancio crónico o hiperactividad
  • Ansiedad
  • Trastornos del sueño

Factores de riesgo

  • Episodios depresivos previos al embarazo (factor más importante)
  • Falta de apoyo en la familia y pareja
  • Embarazo no deseado o planeado.
  • Eventos de vida estresantes
  • Baja autoestima
  • Madres solteras
  • Complicaciones médicas en la madre o en el bebé
  • Abuso de sustancias

Recomendaciones

Es muy importante reconocer que la depresión perinatal no significa ser una mala madre, de ahí la importancia de reconocerla durante el embarazo ya que en caso de no ser atendida tiene más probabilidad de que se desarrolle y agrave en una depresión posparto.

Probablemente la dificultad inicial será abrir el tema ante la familia y pedir ayuda ya que se enfrentarán a prejuicios y estigmas, al mismo tiempo, el apoyo de la pareja y la familia será el factor protector fundamental.

Un tratamiento psicológico individual puede ser el inicio para sentirse escuchadas, sin embargo se ha comprobado que la terapia grupal tiene mayores beneficios ya que al compartir su experiencia se deja a un lado sentimientos de soledad (“no soy la única”) y saber que otras mujeres también experimentan su sentir.

Como en todo padecimiento la prevención es fundamental, de ahí la importancia de evaluar el estado emocional de la mujer durante el embarazo y reconocer aquellas que presenten factores de riesgo con el objetivo de brindar psicoeducación sobre lo que pueden llegar a sentir. 

En Unidades Médicas de la Mujer podemos brindarte ayuda y acompañamiento en esta etapa de tu vida.

¡No estás sola!

Más
Loading...
Facebook Messenger for Wordpress
Atención Mujer
WhatsApp Asesoría gratuita